fbpx
prensa@nixmi.com // +34 655 08 39 02

Cala San Pedro, Mirador de la Amatista, La Isleta del Moro y más

📷 @edsalowork
🎤 Gema Diaz

En Nixmi estamos de vuelta con nuestras aventuras en la Naturaleza, qué ganas teníamos!
En un principio teníamos previsto volver a la Playa de los Muertos, ya que nos gustó mucho el año pasado, pero, casualidades de la vida, l@s chic@s que llevamos de Blablacar, iban a Cala San Pedro y de camino nos convencieron para cambiar nuestro destino.

Cala San Pedro se encuentra cerca de la localidad de Las Negras, y en esta Cala de difícil acceso vive una comunidad de personas que viven en la naturaleza con lo mínimo, llamémosles hippies jejeje. Para acceder a esta cala, seguimos la indicaciones de google maps (qué maravilla de invento), llega un punto en Las Negras que parece que no se puede seguir porque pone calle cortada, pero ni caso, seguimos para adelante hasta un carril de tierra (que tiene telita) podemos dejar el coche ahí y andar muchíiiiiisimo o seguir, si nuestro coche nos lo permite (como nuestro caso), y dejarlo en un aparcamiento que hay al final del camino. Dejamos el coche ahí, cogemos lo justo y necesario, porque aún tenemos que andar como 20 minutos por un sendero de tierra a pleno sol. El paisaje es espectacular y una vez llegamos a la cala (no tiene perdida) encontramos una fuente de agua dulce que viene genial para deshacernos del salitre cuando nos marchemos. Si vas caminando por la playa ves un poco de todo, gente de paso, naturistas, de acampada, que vienen el barco a pasar el día… etc, pero no está masificada, debido al difícil acceso. Nosotros disfrutamos de la playa toda la tarde e hicimos snorkel y subimos una vez que anocheció (no os olvidéis vuestras linternas si hacéis esto).
Para la noche, decidimos dormir en la hamaca con unas vistas fantásticas y el cielo estrellado, y vimos el amanecer en un pico a pocos metros del parking.

Al día siguiente, no teníamos muy claro dónde ir ya que hacía levante, pero mirando el mapa mientras desayunamos, buscamos algún lugar que pudiera hacer menos viento por su orientación, vimos una calita interesante llamada Cala El Carnaje, cercana a Rodalquilar. Al igual que el día anterior (bueno, un poquito menos), se accede por un carril de tierra donde llega un momento que es imposible seguir con coche, lo aparcamos y caminamos alrededor de 10 minutos hasta llegar a la cala. Una vez llegamos, la playa era de “chinitos” enoooorrmes, nunca habíamos visto un playa con la “arena” tan gruesa jajajaja. Montamos la tienda para quitarnos del sol y el viento, y por poco no sale volando, hicimos snorkel  y algunas fotografías submarinas además de descansar. Después al anochecer, subimos a un pequeño acantilado donde había unas vistas preciosas.

Album Cala el Carnaje

Pusimos marcha hacia el coche y llegamos sudandito debido a la cuesta arriba, menos mal que ya era de noche. Y, de nuevo, buscamos en el mapa a ver qué había cerca para cenar y vimos que sólo a 8 minutos estaba Rodalquilar un mini pueblo donde encontramos algunos barecitos y acabamos en uno de ellos comiendo pescaito y tomando unas cañas.
Para dormir, elegimos el Mirador de la Amatista a 5 minutos de donde cenamos, ojeamos un poco el mirador y elegimos un buen sitio para poner nuestro coche-cama. Cuando amanecimos nos dimos cuenta de la belleza que teníamos delante, las vistas merecen mucho la pena.

Por la mañana nos dirigimos a la Playa del Peñón blanco que está junto a la Isleta del Moro, este zona tiene mucho encanto, tiene algo especial que te invita a quedarte al menos a pasar el día, se ve mucho movimiento de pescadores y clubes de buceo, y con las montañas alrededor, se aprecia un enclave único.

Como siempre, podéis ver a través de los enlaces todas las fotos y vídeos de las experiencias de este fin de semana.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar
×
×

Carrito